Página 82 - Catálogo 2017

Versión de HTML Básico

80
Embrague con desconexión
Este sistema corta el suministro de aire al motor cuando se alcanza el
par predeterminado. Su utilización es recomendada cuando se necesi-
ta una gran precisión en el apriete, ya que mantiene el control de par
constante con una notable exactitud. Con este embrague se obtienen
importantes beneficios como: un bajo nivel sonoro, mínima vibración,
menor consumo de aire y mayor duración de la herramienta. Con este
sistema el operario queda instantáneamente advertido de que el ator-
nillado está totalmente acabado.
Embrague deslizante
Este mecanismo de embrague actúa mediante un sistema de bolas
que se deslizan produciendo un sonido de carraca al alcanzar el par
establecido. Ciertamente es uno de los embragues más versátiles y
populares ya que puede usarse en cualquier tipo de aplicación con
bastante exactitud en el apriete.
Conocer los diferentes sistemas de embrague expuestos a continuación puede ayudar a la elección del tipo de
atornillador según su aplicación.
El embrague es un dispositivo mecánico de control de apriete ajustable que incorpora el atornillador, permitién-
dole transmitir el par preciso al tornillo (tuerca, espárrago, etc...), gracias a su sistema mecánico que desem-
braga cuando se alcanza el par establecido, asegurando así un apriete correcto. Es importante conocer el tipo
de tornillo, la velocidad necesaria y el material que vamos a atornillar para poder seleccionar correctamente el
atornillador con el tipo de embrague necesario.
Sistema de accionamiento directo
Este mecanismo de arrastre directo, sin embrague, proporciona el
control total del atornillado mediante la regulación de la entrada de
caudal de aire. Es una alternativa muy versátil donde no se requiere
un par establecido, siendo muy recomendable su uso en aplicacio-
nes sobre madera.
El uso de tornillos, pernos o tuercas en procesos de montaje industrial es muy popular, especialmente porque
el proceso de apriete es reversible, ya que siempre es posible montar y desmontar componentes sin dañarlos.
El proceso de apriete se basa en la sinergia entre tres factores: tornillo, los materiales a fijar y el atornillador.
Por lo tanto la calidad del proceso de apriete está estrechamente ligada a la correcta elección del mejor tipo de
tornillo, el material donde se va a trabajar y la velocidad necesaria.
S
istemas de embragues y aprietes